Facebook

jueves, 27 de junio de 2019

SÉPTIMO ENCUENTRO DE JÓVENES ESTUDIANTES-PROFESIONALES

¡Heme aquí Señor, envíame!

Hacer Clik a la imagen

Quiero dar las Bienvenidas a todos en este Domingo del Corpus Christi!

En especial quiero dar las Bienvenidas al presidente de la Fraternidad y Familia Misionera Verbum Dei: Padre Rodrigo Carrizo Moya, que va celebrar esta misa con nosotros.

Hoy es para la Familia Misionera Verbum Dei en Hungría un día especial, porque vamos a celebrar las primeras promesas de dos Laicas Misioneras Consagradas, Deák Éva y Bánó Györgyi.

Mundialmente esa forma de la Vida Consagrada laical tiene una historia desde el principio de la comunidad, pero en los últimos 15 años se ha configurado mas. Aquí en Hungría hace 3 años que un grupito de 3 mujeres empezó el camino formativo y están emprendiendo un camino nuevo de consagración para la Familia MVD.

Pidamos hoy para ellas que puedan ser buenos instrumentos de la evangelización en las manos de Dios y que el Señor nos regale muchas vocaciones para nuestra comunidad y para toda la Iglesia.


Isten hozott mindannyiotokat az Úrnapi szentmisén!
Különös szeretettel köszöntöm körünkben Rodrigo Carrizo Moya atyát, a Verbum Dei Missziós Testvéri Közösség és Missziós Család elnökét, aki velünk ünnepli ma ezt a szentmisét.
A Magyar Verbum Dei Missziós Család ma különösen szép ünnepet ül, mert két Megszentelt Világi Misszionáriusunk, Deák Éva és Bánó Györgyi Istennek szentelik életüket első ígérettételük letételével.
A világi megszentelt életforma már kezdetektől fogva jelen volt közösségünkben, de az utóbbi 15 évben konkrétabb formát öltött világszerte. Itt Magyarországon három évvel ezelőtt három testvér kezdte el képzési útját és ezzel kaput nyitottak a Verbum Dei Missziós Családban ennek az Istennek szentelt élet új formájának.
Imádkozzunk a mai napon testvéreinkért, hogy az evangelizáció jó eszközei lehessenek Isten kezében, és kérjük az Urat, hogy még sok munkást küldjön az aratásra közösségünk és az egész egyház számára.


Czupy Zsuzsanna
Responsable de la Fraternidad Misionera
Verbum Dei de Budapest.
2019.06.23

SOLIDARIDAD

"Hay mayor alegría en dar que en recibir" (He 20,35)


Hoy, 22 de junio del 2019 finalmente, un entusiasta grupo de Misas en Español visitamos el Hogar de niños y Hogar de Acogida para discapacitados de la Capital Sztehló Gábor.

Como en años anteriores fuimos a llevarles además de nuestras donaciones de jugos, dulces, mermeladas, cacao, pañales, etc. mucha alegría y cariño. Gracias a las donaciones recaudadas, el grupo de solidaridad puede comprar una máquina para poder pintar los recintos de la institución.

Quisiéramos agradecer a todos los que participaron en esta actividad y muy especialmente a Enrique y Marcel por traer sus equipos de música y amenizar la mañana. Pudimos sacar a los jóvenes y niños al jardín y disfrutar del buen clima, la música y la alegría de todos. La directora agradeció nuestra valiosa colaboración y nuestra presencia. Nosotros por nuestra parte también le agradecimos la siempre amable acogida que nos brindan. Al final de la visita nos invitaron a consumir lo que las educadoras nos habían preparado y terminamos con una amena conversación en donde la directora respondió a las preguntas de los visitantes.

También se fijaron fechas para trabajos voluntarios de jóvenes venidos de España, todo bajo la coordinación de Juan Ramón, una experiencia que se inició el año pasado y con mucho éxito.

Por último, con todos los que participamos, cantamos una canción para el Señor en agradecimiento del día de servicio, de donación de nuestro tiempo y vidas para los niños.

¡Hasta la próxima y una vez más gracias por toda la ayuda, que año tras año lo venimos haciendo a nuestros niños!


Elena Prodanof Elena Prodanof
Responsable de Solidaridad con su Equipo.

sábado, 22 de junio de 2019

RESEÑA DEL CAMINO DE CONFIRMACIÓN

“ … Cuando culminó la ceremonia, pude sentir que todo ése esfuerzo, tiempo y dedicación ha valido la pena”

Hacer Clik a la imagen
Por nuestra propia naturaleza humana, nos caracterizamos por el desarrollo y crecimiento personal. Ese desarrollo no solo es físico, académico o profesional, para mi está caracterizado también por el aumento de nuestra fe como hijos de Dios. Por ello, la confirmación ha representado ese crecimiento y consolidación a nivel espiritual para confirmar Fe en Dios. El camino no fue fácil, ya que fueron meses de preparación en la catequesis, pero una vez culminó la ceremonia, pude sentir que todo ese esfuerzo, tiempo y dedicación ha valido la pena. Que el Espíritu Santo nos guie e ilumine para seguir dando frutos y nos de la bendición de tener un corazón noble, que guarde su Palabra y la pongamos en práctica para darle frutos que ayuden a construir un mundo mejor.
Pilar Rodríguez (Colombiana)

En la misa español yo he sido parte de una comunidad. ¡Gracias por eso! Después de 2 años en ésta iglesia, decidí hacer la confirmación. Hermana Barbara, muchas gracias por los formaciones. También agradezco al Padre András, a Pili, Antonio y a todo mi grupo de Confirmación por acompañarme en este camino.
Ági (Húngara)


Bueno, para mí la experiencia de la confirmación fue algo especial ya que en ella pudimos encontrar sentimientos e ideas increíbles donde una vez a la semana nos alejábamos de todo y nos acercábamos un poco más a Dios... Y charlábamos de cosas relacionadas con Dios para aprender un poco más de él y sobre la Iglesia.

Ahora que ya estamos confirmados, es un privilegio tener un sacramento tan hermoso y estar acompañados de una excelente hermana/misionera como lo es Barbara.

¡Estoy eternamente agradecido con Dios!
Juan (Venezolano)

Dichosa yo, que Dios la puso en mi camino, así como todos mis compañeros de catequesis. Siempre he tenido en claro mi fe con Padre, Hijo y el espíritu Santo, pero estos meses de preparación han sido intensos de comprensión y de entendimiento, mi fe a Dios ha crecido y quiero que siempre siga conmigo porque siento que es un amor condicional que lo entiende y lo sabe todo. Con Él, he encontrado la paz y la tranquilidad que mi espíritu necesita, pedí 3 veces que me dé paciencia en los momentos más difíciles de mi vida y me la dio y eso es inolvidable.

Como dice mi hermana: “Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” Eclesiastés 3,1. Con Dios entendí que aún la vida sigue al lado de él. Muchas gracias y seguiremos viendo, muchas más experiencias al lado de Dios, de la Iglesia y de nuestra comunidad.
Charo (Zenobia - peruana)

La fe crece cuando propiciamos espacios educativos, cuando hacemos que ella se interpele, se cuestione, se responda, se disponga a celebrar la vida. Su vivencia nos posibilita acercarnos al conocimiento de Dios y su Reino y, a la vez, hacernos parte de Él. A través del tiempo se ha creído que la fe se hereda y hasta en ocasiones se impone sin mayores razones, como si fuese objeto de predestinación para la "masa" católica. Realmente, una verdadera experiencia de fe se basa en un proceso educativo (catequesis) consciente y voluntario de cada persona, para mi comenzó “Hace seis meses o quizás un poco más que comenzó este proceso”…Sin embargo, me doy cuenta, hasta hoy, que este proceso comenzó hace mucho tiempo. Inició desde que me bautizaron, desde que me hablaron de Dios y de Jesús por primera vez, desde que mi familia comenzó a formar en mí, aunque sea la más pequeña idea de lo que era la fe, incluso cuando me volví indiferente a ella, incluso entonces, sólo estaba caminando hacia donde hoy estoy.


Lo que sucedió en esos siete meses es como si yo hubiera tomado toda mi historia anterior a ese momento y de ella dejara lo que más me formó, lo que más me supo a verdadera fe y comenzara a escribir una nueva historia, donde esta vez yo decido que caminos tomar. En esos siete meses, he aprendido a preguntar mucho el porqué de las cosas. El primer porqué que nos platearon parecía simple pero me tomó hasta el final para responderlo ¿Por qué me quiero confirmar? Y fue difícil porque para mí fue como si me preguntaran ¿Por qué creo en lo que creo?. Esos domingos por las tarde siempre iniciábamos algo cansados y somnolientos o quizás para mí era así; pero después, siempre quedaba inquieta e impaciente por todas las cosas que me quedaban (y aún me quedan) por descubrir.


Disponerme a escuchar también las dudas e ideas de mis compañeros de grupo en la catequesis fue parte de mi proceso de aprender a vivir en comunidad. Muchas veces nos faltaba la confianza para hablar de nuestra experiencia, y otras, me sorprendía al ver cómo los demás se abrían y contaban sinceramente lo que sentían, aprendí a valorar eso. A valorar a mis compañeros que también tenían dudas e inquietudes como las mías, y disfruté mucho de los temas que se hablaron en comunidad, me gusta la idea de estar unidos por un mismo amor y un mismo sueño, quise ser parte de esto y ayudar a construir ese sueño: el Reino de Dios.
Andreína (Venezolana)

También se confirmaron nuestros compañeros Vicki (colombiana) y Pablo (venezolano).

Muchas gracias a toda la Comunidad de Misas en español por apoyarnos con su fe y su acogida.


Primera Promoción de Confirmación - Budapest
2019.06.09

sábado, 8 de junio de 2019

JESÚS MI PAN DE VIDA

Mi Primera Comunión...

Hacer Clik a la imagen

Después de una larga preparación, de retiros espirituales que me hicieron reconocer a Jesus como mi amigo. Después de muchas clases donde pintamos, cantamos, leimos, reimos y aprendimos mucho con nuestras catequistas, por ha llegado el gran día de nuestra primera comunión.

Unos días antes nos pudimos confesar con el Padre András, el cual nos dió más que una penitencia, nos dió buenos consejos para portanos bien con la familia, para respetar a los profesores y compañeros de mi escuela y nos invitó a seguir orando por toda la iglesia, la cual intentarémos hacer! De lo contrario, nos tendremos que confesar nuevamente :)

El día de tan esperado nos sorprendió con un templo lleno de flores, con muchos invitados y lo más importante, con nuestros familiares, que muchos vinieros desde otro país. ¡Sí voláron hasta Budapest, para compartir con nosotros este maravilloso día! Pero quién realmente nos sorprendió aún más fue recibir por fin a Jesús en aquél pedacito de pan! Allí estaba esperando que cada uno de nosotros lo acogiéramos. ¡Gracias Jesús por venir! Gracias por ser pequeño como yo! Gracias por quedaste en nuestros corazones y jamás ya irte! Seguro que nos encontraremos siempre!

Mis compañeritos y yo vestíamos de una túnica blanca representando nuestra pureza, además recibimos un rosario con su cruz la cual nos protegerá en el resto del camino, y una velita hermosa que encendimos en el cirio pascual, junto con nuestros padrinos como representación de que somos luz para el mundo y que creemos en Jesus, Dios y el Espíritu Santo.

Luego de la ceremonia, pudimos compartir un ágape con nuestra comunidad, tuvimos mucha comida deliciosa y ¡una torta blanca fantástica!

Así fue nuestra PRIMERA COMUNIÓN, la cual nunca olvidaré...


Iris Meléndez.
Responsable de la Catequesis de Primera Comunión.
2019.06.02

Impresiones…


Mi pequeña contribución para hacer más bonita todavía, la primera comunión de los niños, fue el entregarles un recordatorio de la misma, como solemos hacer en España, recordatorio personal con el nombre, que luego los niños reparten entre los familiares y amigos. Yo no pude hacer tantos, pero si, uno para cada uno. Tiene un dibujo entrañable de un gran dibujante catalán que fue Juan Ferrándiz, y que lleva escrito a su alrededor lo siguiente. "Yo soy el buen pescador, te llamo siempre en tempestad o en calma, ven a mis redes de amor y paz eterna brillará en tu alma."

Sobre la Liturgia en sí, no puedo escribir mucho, estuve sentada bastante detrás, a la izquierda, y vi poco a los niños. Pero sí escribo sobre David István y Alan, de lo bien que se portaron siendo que son niños especiales. Sobre Alan, de su recogimiento, el cómo rezaba después de dar la paz, y santiguándose a continuación, según me contó Dalia que le vio.

Sobre David al que acompañaba Sofi, dándole la mano para que no se pusiera nervioso, sobre la alegría de Sabrina, a la que conozco más, por verla y darle clases de húngaro en la Biblioteca de Lenguas Extranjeras y sobre lo bien que leyó Diego Contreras, tan serio y concentrado, al final ya de la misa, desde "el púlpito".

Quiero escribir también sobre el cariño y dedicación de Bárbara y de Antonio, para que David estuviera tranquilo durante la ceremonia. Ellos, acompañaron su formación en su Primera Comunión. Yo que le conozco desde que nació, le vi contento y me dio un beso, llamándome Tere, al ya irse a su casa.

Quizás esto sea todo. Luego el ágape, muy alegre y bonito y hasta soleado, después de la lluvia que había caído poco antes, haciendo que se pudiera celebrar también en el patio ajardinado, que hasta tenía mesitas con flores encima y sillas alrededor.

Había comida, dulce y salada y bebidas en abundancia para todos, y dos preciosas tartas-tortas, bañadas de azúcar, o sea, blancas como el alma de los niños que acababan de recibir la comunión por primera vez y como dice el recordatorio, en la cual ya reinará la paz eterna.


Teresa de la Vega

lunes, 27 de mayo de 2019

RETIRO DE CONFIRMACIÓN

En palabras del Papa Francisco, “El sacramento de la Confirmación ayuda a defender la fe”.


“El Sacramento de la Confirmación, junto con el Bautismo y la Eucaristía, forman parte de un proceso único de iniciación cristiana, a través del cual somos insertados gradualmente en Cristo, muerto y resucitado y recibimos una vida nueva”. Pero, ¿una nueva vida a qué? ¿O para qué?

Esta es la primera promoción de Confirmandos en la Comunidad de Misas en Español, en donde el grupo está integrado por siete jóvenes; hombres y mujeres de diferentes nacionalidades y costumbres, pero con varios aspectos en común, no solo hablamos español sino que tenemos la semilla del amor de Dios en nuestros corazones desde nuestro Bautismo. Muchos de nosotros hemos experimentado la sensación de tener una “vida nueva” en el plano terrenal, ya que algunos hemos migrado de nuestros países de origen y por la gracia de Dios hemos coincidido en esta maravillosa ciudad, Budapest. Sin embargo, con el Sacramento de la Confirmación esa vida nueva !va más allá!

No sólo completa el Bautismo sino que esa nueva vida es para dejarse guiar por el Espíritu Santo. El camino no ha sido fácil, se ha llevado una formación de más de 9 meses de preparación, conducida por la Hna. Bárbara Vera Villar, Misionera de la FMVD, quien a su vez nos guió en nuestro retiro de Confirmación realizado el 11 de mayo. Este encuentro estuvo dividido en dos sesiones. En la primera parte Ágnes, Charo, Juan, Andreina, Pablo, Vicky y Pili, a través de una foto, dibujos e incluso la naturaleza, expresaron como ha sido ese camino hacia la Confirmación. Todos coincidimos en tener muchos interrogantes al inicio de nuestra formación, pero lo más emocionante fue poder descubrir que aquellas dudas han sido resueltas a lo largo de nuestro caminar juntos como hermanos, llegando a conclusiones comunes tales como la alegría de pertenecer a una comunidad, ser parte de la Iglesia, aumentar la fe y seguir el camino de Jesús.

Luego, Bárbara poco a poco nos introdujo al punto central del Retiro. ¿Quién me espera al otro lado del camino después de tanta preparación? Aquí, leímos algunas citas bíblicas y hubo un momento de reflexión en donde nos ayudó a tener un encuentro personal con nuestro Padre a través de la oración. Cada persona compartió su experiencia y mencionó una palabra o una cita que más le llamo la atención a lo largo de ese momento de silencio. Luego del almuerzo, hubo una proyección relacionada sobre “El Espíritu Santo y su fuerza para la vida” en la cual cada vez que surgían dudas entre nosotros Barbara nos aclaraba más a profundidad y a la par nos daba lo que significa el sacramento de Confirmación. Finalmente hubo la dinámica de compartir la experiencia general no sólo del retiro sino también de nuestra formación.

Sin duda fue un día bastante intenso lleno conocimiento, experiencias compartidas y testimonios. Pero como dice el Salmo 84,10: “Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos”.


Pili Rodríguez


lunes, 29 de abril de 2019

CELEBRACIÓN SEMANA SANTA 2019


¿Qué fue de la Pascua 2019 en Budapest?


Cada año la Pascua es diferente, como diferentes nos sentimos cada año, nunca somos iguales! Aunque digamos o tengamos la sensación de que nada ha cambiado. Más para Dios, para Jesús siempre existe la posibilidad del cambio o de dar un paso más. Pero, ¿un paso más a qué, hacia dónde?
La vida se hace distinta y tiene sabor cuando está el Amor, cuando ése amor, mueve la vida y te hace salir de ti mismo hacia los demás, hacia tus seres queridos, hacia un valorarte más o descubrir tus propias posibilidades. Ése paso más que en realidad se llama "valoración", pues este primer paso, lo ha dado Jesús por nosotros. Nuestra vida tiene un valor muy grande y Jesús con su vida, su muerte y resurrección, lo ha valorado. ¡Nuestra vida por la suya! ¡Por ti y por mí! ¿Cómo tendría que ser entonces mi vida, tu vida? Más, sabiendo que está vivo, resucitado, y me acompaña cada día, en la Eucaristía. Me acompaña en lo hondo del alma, esperando un encuentro de amistad contigo, conmigo.
¿Qué valor les damos a los otros, a tu propia vida? Darías tu vida, en las cosas pequeñas de la vida, el martirio de lo que supone vivir en libertad y hacerse responsable de las opciones que hacemos, hacerme responsable de lo que amo o a quien amo, amar a Jesús en la Misa, en la oración, en mi vida cotidiana, en el servicio a mis hermanos, en el cuidado a mi familia, etc.?

El Domingo nos unimos en oración en la Misa de Resurrección por la noticia dura que recibimos de la muerte nuestros hermanos cristianos en Sri Lanka. Frente a tanta impotencia, nuestra mejor arma será desarmarnos a nosotros mismos de toda violencia.

Agradecemos a todos los quisieron implicarse y unirse a Jesús en su Pascua, nuestra Pascua: Los lectores, los que se apuntaron para dejarse lavar los pies, los que llevaron la ofrenda, etc. También a los Guías que estuvieron al frente de cada día de la Liturgia: Sofía, Dalia, Iris, Jesús, Gábor, los músicos, Hna. Zsuzsa, Arpi, los de la logística: Luisa, Juan Carlos, Betty, etc. Y a todos los que a lo mejor no he escrito sus nombres, pero que está nuestro profundo agradecimiento hacia ellos. Agradecemos también la participación y apoyo del Padre Lucio Arellano, que vino desde Italia para apoyarnos y no nos falte nuestra celebración pascual.

Les dejo con estas palabras de San Pablo refiriéndose a los primeros cristianos y que hoy siguen vigentes: “Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así que, ya vivamos ya muramos, del Señor somos.” ( Rom. 14,7-8)

¡Hasta la próxima Pascua!


Hna. Bárbara Vera Villar Hna. Bárbara Vera Villar
Misionera de la FMVD