Facebook

jueves, 12 de julio de 2018

VISITA A CASA DE ACOGIDA SZTEHLO GÁBOR


Hacer Click a la Foto:


El pasado sábado, 30 de junio, realizamos nuestra visita anual al Hogar de Niños y Hogar de Acogida para Discapacitados Sztehlo Gábor.

Este año, gracias a la bondadosa colaboración de muchos, logramos recaudar una importante suma y compramos para el Hogar una lavadora y una secadora, que es de gran ayuda para preservar la ropa de los internos. Agradecemos la labor de Juan Ramón y de Antonio por la constancia y coordinación en la instalación de la lavadora y secadora.

Como en años anteriores, encabezados por la Hna. Bárbara de la Fraternidad Misionera Verbum Dei y el Grupo de Solidaridad, nos acompañaron un representativo grupo de las misas en español y de las misas en portugués, en total 14 personas.

Pincha aquí para ver la reseña completa.


Elena Prodanof Elena Prodanof
Responsable Equipo de Solidaridad.

miércoles, 11 de julio de 2018

SEGUNDO ENCUENTRO JÓVENES


Encuentro en la Isla Margarita

Hacer Click a la Foto:

Bueno, para todos los que participaron del encuentro-taller, la verdad, ¡Fue un encuentro enriquecedor!
Fuimos como 22 aproximadamente y como siempre de varias nacionalidades. Cada encuentro siempre nos llevamos algo nuevo y siempre nos enriquecemos unos a otros. Gracias al Equipo organizador de jóvenes profesionales que estamos empezando a conformar: Cintly, Juan, Zoe y Azucena. ¡¡¡Gracias chicos!!! ¡Y gracias a todos los que participaron!
Aquí les dejo con los testimonios para que sean Ellos mismos, que cuenten lo que fue el encuentro. ¡Hasta la próxima entonces, en el próximo encuentro y con más novedades! Nos encontramos en Septiembre, al inicio de éste mes les estaremos avisando, ¡Estate al tanto! ¡¡¡Chao!!!


Hna. Bárbara Vera Villar Hna. Bárbara Vera Villar
Misionera de la FMVD

domingo, 10 de junio de 2018

CELEBRACIÓN CONVIVIO JÓVENES


"Nuestro primer convivio..."


Cintly con Fernanda, dos jóvenes mexicanas se movilizaron para conectarse vía Facebook con los jóvenes que participan en la Misa en español en Budapest. El encuentro sería en casa de las Misioneras Verbum Dei para tener un espacio de compartir, dialogar, comer juntos en una palabra crear lazos! Y así fue, un domingo 13 de mayo, después de Misa, todos: Jóvenes de México, Ecuador, Colombia, de Italia, tenían prisa de embarcarse en el Tranvía rumbo al Convivio. Al llegar, mientras unos preparaban la ensalada, otros fueron a comprar las bebidas y las palomitas de maíz, otros pidieron la Pizza y otro se encargaban de montar el Cine para ver una película con mensaje y desde allí compartir nuestros puntos de vista. La Película se llamaba: “…y ahora a dónde vamos” es un film donde expresa la tensión que se vive entre dos religiones diferentes: Musulmanes y Católicos pero que sin embargo cuando el corazón de las mujeres de ése pueblo, había amistad, comunión, aceptación, tolerancia y diálogo entonces es posible crear puentes de hermandad, comunión en aquello que nos une, respeto, aceptación y perdón. El diálogo fue bastante bueno, hubo un poco de tensión por los diferentes puntos de vistas pero superable; si bien es verdad que en la película se muestra que es posible la tolerancia, en la vida real, la necesidad de mutua acogida, no son tan fáciles en nuestros ambientes. También nos dimos cuenta de que para que haya diálogo y busquemos aquello que nos une, es necesario tener claro en aquello de lo que creemos. Como conclusión buscaremos en los momentos de nuestros encuentros un poco de tiempo para y fortaleciendo nuestra fe a nivel teológico y espiritual.

Terminamos agradeciendo a Jesús por ser el modelo de comunión y tolerancia y nos suscitaba las ganas de mirarle mucho para aprender de sus gestos.

Nuestro próximo encuentro será en la Isla Margarita, en Junio; allí tendremos nuestro Picnic!

…Y tú, ¿te animas a venir?

Hna. Bárbara Vera Villar Hna. Bárbara Vera Villar
Misionera de la FMVD

viernes, 18 de mayo de 2018

CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA MADRE



Como contribución a la celebración del Día de la Madre en nuestros diferentes países, como recuerdo a todas ellas, aquí van estas dos poesías tan bonitas y tan diferentes a las que solemos escuchar y leer.

Y creo encontrar en ellas a la madre con su hijo bebé y a la persona ya anciana, que en sus últimos y difíciles días, llama y pide ayuda a su madre.


La Madre Triste

Velloncito de mi carne,
que en mi entraña yo tejí,
velloncito friolento,
¡Duérmete apegado a mí!
La perdiz duerme en el trébol
escuchándole latir,
no te turben mis alientos
¡Duérmete apegado a mí!
Hierbecita temblorosa
asombrada de vivir
¡no te sueltes de mi pecho!
¡Duérmete apegado a mí!
Ya que todo lo he perdido
ahora tiemblo de dormir.
No resbales de mi brazo
¡Duérmete apegado a mí!

Gabriela Mistral.
(Poetisa chilena 1889-1957)






Madre llévame a la cama.

Madre llévame a la cama
Madre llévame a la cama
que no me tengo de pie.
Ven hijo, Dios te bendiga
y no te dejes caer.
No te vayas de mi lado
cántame el cantar aquel.
Me lo cantaba mi madre,
de mocita lo olvidé,
cuando te apreté en mis pechos
contigo lo recordé.
¿Qué dice el cantar, mi madre?
¿Qué dice el cantar aquel?
No dice hijo mío, reza,
reza palabras de miel,
reza palabras de ensueño
que nada dicen sin él,
¿Estás aquí madre mía?
porque no te logro ver
Estoy aquí, con tu sueño,
duerme hijo mío, con fe.

Miguel de Unamuno
(Escritor y Filósofo español. 1864-1936 )



Por Teresa de la Vega
Grupo Católico Hispanoamericano

domingo, 22 de abril de 2018

ADORACIÓN PERPETUA


Adoración perpétua en la principal capilla parroquial de la Asunción


La adoración Eucarística estará disponible las 24 horas en la Iglesia de la Asunción en Budapest a partir del 1 de Enero de 2018. Oraremos ante el Santísimo Sacramento expuesto en la capilla, por nuestra iglesia, nuestro país, nuestros seres queridos y nuestra renovación espiritual. Vamos a unirnos a la adoración Eucarística también!


"El corazón de Cristo es la fuente de vida y santidad. Pido su bendición a cada participante en la adoración eucarística."
+ Péter Erdő
Cardenal, Primado, Arzobispo de Esztergom


Grupo Católico Hispanoamericano

CELEBRACIÓN SEMANA SANTA 2018


"Me amó y se entregó por mí"
(Gál 2,20)


Breve Reseña de lo que fue la Pascua, Semana Santa para la comunidad Hispano latinoamericano de Misas en español en Budapest-Hungría.

Fueron Tres días de serenidad, contagio de fe y mucha profundidad, descubriendo cómo a través de la Liturgia, el Señor nos iba manifestando sus gestos de amor, de entrega, de cruz, de comunión y de misericordia por nosotros. Amor crucificado, actualizado en cada Eucaristía, en la que nos dejábamos amar y que nos alimentaba. Nos fortalecía para amar y dar nuestra vida en la vida cotidiana, a nuestros seres queridos y a las personas que nos rodea, como Él.

El fruto de la Pascua, de los tres días Santos y de la Resurrección fue que la gente experimentara la alegría, la vida, la esperanza, el deseo de compartir y comprometerse más con la Comunidad de Misas en español y también de ser testigos en sus trabajos, casas, familias, etc. Otro fruto fue la de alimentar y fortalecer su fe en la Escuela de la Palabra, Escuela de Apóstoles de la Fraternidad misionera Verbum Dei, donde un buen grupo de miembros de las Misas en español, participan y así son un buen fermento y apoyo para el dinamismo de las Misas en español.

¡Muchas gracias a todos por su participación, a las Guías de cada Liturgia: Dalia, Sofía y María;
Al Equipo Pastoral, al Padre June Marzán, Padre Andras Szili, Padre Kallman que nos prestó su Iglesia y a todos los feligreses que quisieron con el Señor vivir la Pascua!

¡Muchas gracias Señor por estar vivo aquí entre nosotros y seguir siendo para nosotros el AMOR MÁS GRANDE Y MÁS PROFUNDO QUE VENCE NUESTRAS MUERTES Y LAS MUERTES DEL MUNDO, cada vez que te acogemos con amor, libremente en nuestras vidas.

¡Felices Pascuas, Feliz Resurrección!
¡Verdaderamente ha resucitado el Señor, Aleluya!


Hna. Bárbara Vera Villar Hna. Bárbara Vera Villar
Misionera de la FMVD

domingo, 15 de abril de 2018

DOMINGO DE RAMOS EN BUDAPEST



Muy bonita ha sido esta año, la celebración del Domingo de Ramos aquí en Budapest. Con más gente que nunca, unas 75 personas, me parece, que estuvieron, a pesar del frio, en el patio interior, con las hojas de palma, este año, hojas de palma de verdad, más las "barkas" tradicionales húngaras. El Padre András les fue echando agua bendita con el hisopo, recorriendo el círculo de personas que las sostenían en las manos.

Cantamos al principio la tradicional canción: "Qué alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor...ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén…” y así era, estábamos allí, dispuestos a entrar como Jesús, con nuestros ramos, en Jerusalén. El Padre leyó el Evangelio y la Hermana Bárbara nos habló brevemente, sobre el ejemplo que Jesús nos da, entrando montado sobre un humilde burrito en Jerusalén, mientras es aclamado por la muchedumbre que le recibe con palmas y ramos de olivo. Jesús entró como Rey, pero al ir montado sobre un asno, nos muestra así su sencillez y humildad, nos da a entender, que las riquezas pueden llevarnos a la esclavitud y nos llegan a limitar la libertad.

Al terminar, entramos en la capilla, de nuevo cantando, que con alegría, nos dirigíamos a la casa del Señor comenzó la misa. La Pasión según San Marcos, la leyeron el Padre András, Santiago y Dalia, interpretando los diferentes papeles.

En la homilía, el Padre nos habló, sobre las similitudes que existen hoy día, con las que existieron en aquellos momentos, por ejemplo el Cireneo que no quería ayudar a Jesús a llevar la cruz, y lo hizo obligado, Pilatos que fue débil de carácter, ante las exigencias de la multitud y le entregó para que fuera crucificado, aunque sabía que era inocente, Pedro que le negó tres veces, por miedo a ser descubierto como amigo suyo, los apóstoles que se durmieron en el Monte de los Olivos, porque estaban cansados y le dejaron solo, aunque le habían prometido acompañarle en sus momentos difíciles. Cosas, que si somos sinceros, hacemos todos, una y otra vez.

Y entre todos los que le negaron, por temor o indiferencia, una mujer La Verónica, supo descubrir el rostro de Jesús, bajo la capa de sudor y polvo, y sin importarle lo que pensaran los que le escupían, se la limpió. Cuantas veces nosotros, por vergüenza o indiferencia, no nos atrevemos a demostrar quienes son en verdad otros, que sabemos buenos, a los que entendemos, y a los que los demás insultan o de los que hablan mal. Tomemos ejemplo de la Verónica. Así fue nuestro Domingo de Ramos.

Y ahora, como española que soy, me gustaría incluir la letra de una saeta, la canción andaluza, que se canta a las imágenes de Cristo y de la Virgen, generalmente desde un balcón, a su paso por las calles en estos días.


La Saeta

Dice una voz popular
¿Quién me presta una escalera,
para subir al madero,
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno?
Oh, la saeta el cantar
al Cristo de los Gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar.
Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras,
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz.
Cantar de la tierra mía,
que echa flores,
al Jesús de la Agonía,
que es la fe de mis mayores.
Oh, no eres tú mi cantar,
no puedo cantar ni quiero,
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en la mar.
(Antonio Machado)

Por Teresa de la Vega
Grupo Católico Hispanoamericano