Facebook

lunes, 15 de abril de 2019



viernes, 12 de abril de 2019

HORARIOS Y DIRECCIÓN DE CONFESIONES EN ESPAÑOL

PADRE ANDRÁS SZILI (CAPELLÁN)

Lunes
16:30-17:15
Martes
07:30-08:00
16:30-17:15
Jueves
16:30-17:15
Domingo
07:30-08:15
09:00-09:45
10:30-11:15
18:00-18:45

Dirección: Páduai Szent Antal Templom. Bosnyák tér 7, 1149 Budapest.


PADRE ESTANISLAO MAZZUCHELLI (OPUS DEI)

De lunes
a viernes
11:45-12:10
16:00-18:00
Sábado
16:00-17:45
Domingo
8:30-9:00
10:30-12:30
16:00-18:00

Dirección: Belvárosi Szent Anna Templom. Szervita tér 6 H-1052 Budapest.

Nota: Los domingos en la Iglesia de Táltos u. 16 (Szent Kereszt Templom) luego de la celebración de la misa en español, también hay oportunidad para confesarse.

PADRE LUCIO ARELLANO (FRATERNIDAD MISIONERA DEL VERBUM DEI)

Sacerdote invitado de Italia, de nacionalidad mexicana, con motivo de la Semana Santa, se encontrará disponible para confesar el día miércoles 17 de abril a las 19:00h, y durante esta Semana Santa.

Dirección: Casa de las Misioneras Verbum Dei. Szent István Körút 7. III Piso. Timbre 24. Distrito 5. Budapest.


Grupo de Misa en Español

domingo, 24 de marzo de 2019

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO



El mensaje para la Cuaresma del Papa Francisco tiene como título “La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios”.

El Papa Francisco propone en su mensaje para la Cuaresma 2019 tres puntos de reflexión: la redención de la creación, la fuerza destructiva del pecado y la fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón. Todas estas ideas llegan en un momento de renovación para la Iglesia con la fuerte crisis de abusos que ha vivido durante los últimos años y especialmente en los últimos meses.

Antes de llegar a los tres puntos, el Papa señala que la Cuaresma es camino para la Pascua. La Resurreción nos da la esperanza y es por esa razón por la que tiene sentido este tiempo de conversión que es la Cuaresma, examinando estas tres ideas a las que hace referencia el Papa.

1. La redención de la creación
Si vivimos realmente como hijos de Dios, teniendo presente en nuestra vida la muerte y resurrección de Jesús, la creación se beneficiará de nuestro modo de actuar: para esto quizá el mejor ejemplo es San Francisco de Asís.
Cuando la caridad de Cristo transfigura la vida de los santos —espíritu, alma y cuerpo—, estos alaban a Dios y, con la oración, la contemplación y el arte hacen partícipes de ello también a las criaturas, como demuestra de forma admirable el “Cántico del hermano sol” de san Francisco de Asís (cf. Enc. Laudato si’, 87).

2. La fuerza destructiva del pecado
Sin embargo, los hombres hemos pecado y tenemos comportamientos destructivos hacia nuestro prójimo, los demás hombres, y hacia el resto de las criaturas. Creemos que somos los señores del mundo y que podemos hacer lo que deseemos con los demás y con el mundo. Es la lógica de la dominación, la ley del más fuerte.
Si no anhelamos continuamente la Pascua, si no vivimos en el horizonte de la Resurrección, está claro que la lógica del todo y ya, del tener cada vez más acaba por imponerse.

3. La fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón
Para luchar contra las inclinaciones del pecado llega la Cuaresma y las prácticas que ha recomendado tradicionalmente la Iglesia: ayunar, rezar y dar limosna. Ayunar para cambiar la actitud hacia las demás criaturas, rezar para renunciar a uno mismo y dar limosna, para salir de nosotros mismos y de nuestra acumulación de riquezas.
La Cuaresma es signo sacramental de esta conversión, es una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social, en particular, mediante el ayuno, la oración y la limosna.

RETIRO EN SILENCIO DE CUARESMA: "Amor sin límites"


Hacer Clik a la imagen

El retiro de silencio fue anunciado para gente hispano-hablante. Varios grupos de la Fraternidad Misionera Verbum Dei de Budapest, respondieron. Fuimos entre 8 a 11 personas, con muchas ganas de estar con Dios unos días. El retiro fue dado por la misionera Barbara Vera y con la ayuda de Zsuzsanna Sóti, participante de la Escuela de la Palabra y de la Escuela de Apóstoles de las Laicas misioneras Verbum Dei.

El Viernes, nos lanzamos con una proyección de imágenes del desierto, acompañado con música y motivación de Barbara. Se nos presentó el desierto primero como lugar de donde falta la vida, pero poco a poco todo nos llevaba a entender que dentro del mar de arena y las rocas secas se puede buscar y encontrar a Dios, la vida, cómo lo lograba Moisés, Elías, y al final, Jesús también. Ya cenamos en silencio, y terminando el día, rezamos juntos en la capilla de las Misioneras las Completas con instrucciones sobre el examen de la noche.

El Sábado, era muy intenso, pero profundo y precioso al mismo tiempo. Nos juntamos para el Laudes, guardando el silencio para empezar el día, compartiendo en comunidad la oración y el desayuno. La primera meditación la dio Zsuzsi, retomando el hilo de ayer, hablando sobre el desierto dónde caminaba el pueblo de Israel, encontrándose con deseos y preguntas, dudas y maravillas durante 40 años, experimentando que los tiempos de Dios tienen su propio fluir, que podemos gustar nosotros también, si dejamos que el silencio y el desierto nos lleven a profundidades, dónde nos abrimos a la voluntad de Dios, a su presencia y a su amor. Nos hablaba también de Jesús, quién en la Última Cena nos dejó su cuerpo y sangre para celebrarlos cómo signos del amor extremo, pero junto con la Eucaristía nos deja el lavatorio de los pies, el Nuevo Mandamiento: “que os améis los unos a los otros” (Jn 13,34). A las 12hr. rezamos un Rosario en comunidad, ofreciendo nuestras intenciones en cada decena.

Barbara siguió por la tarde con su predicación con el tema de la oración de Jesús en el Getsemaní, explicando cómo hay que amar como Él, sin límites, descubriendo mis faltas que me impiden a amar, para poder quitarlas y así acortar distancias en mis relaciones, para ponerme de rodillas ante Él y ante los demás y pedir la gracia de su amor, que en verdad, es un amor con compromiso, con perdón. Es allí donde sacamos un amor sin límites. Barbara nos dejó preguntas para poder seguir orando, mientras algunos tuvieron la oportunidad de ser acompañados es su oración. Hicimos un corte con una dinámica de poder expresar, nuestras experiencias del día, en tono oracional y de acción de gracias. Para continuar la noche, tuvimos un largo rato también en frente del Santísimo expuesto, con lecturas del día, acompañadas con cantos. Fue bonito ver como cada uno de nosotros perseveraba en el silencio y los momentos de la oración, seguro con luchas por adentro, pero con mucha ilusión y muchos momentos profundos con el Señor.

Amaneció el Domingo, todavía en silencio, Barbara nos dio la última meditación del retiro, ponernos ya en rumbo para la luz de la resurrección, con que tenemos que mirar toda nuestra Cuaresma, que la muerte no tiene la última palabra en nuestra vida. Enriqueciendo con experiencias personales, nos habló que la vida es más fuerte que la muerte, que sobrepasa todo, cómo Jesús nos mostró en su resurrección. Hubo espacio para orar todavía, y después ya llegó el tiempo para romper el silencio y compartir lo que ha sido nuestro retiro. Explicaba mejor nuestro compartir, con la cita bíblica: "Ese mismo día, el primero después del sábado, los discípulos estaban reunidos por la tarde, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Llegó Jesús, se puso de pie en medio de ellos y les dijo: «¡La paz esté con ustedes!» Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron mucho al ver al Señor." (Jn 20,19-20)

Nos sentamos a la mesa después para compartir el almuerzo, estábamos muy alegres se veía el paso de Dios sobre nuestras vidas. Terminamos el fin de semana celebrando la Santa Misa juntos. La verdad, fue muy renovador, fue un tiempo de Dios, no sólo para mí sino también para todos! Doy gracias a Dios por haber estado, compartido con ustedes, crecer y aprender.


Zsuzsanna Sóti
Laica Misionera húngara Verbum Dei
2019.03.15-17

lunes, 18 de marzo de 2019

SEXTO ENCUENTRO DE JÓVENES PROFESIONALES: ¿De dónde vengo? ¿Quién soy? ¿A dónde voy?


Hacer Clik a la imagen

Este sábado disfrutamos del sexto encuentro de jóvenes en la casa de las misioneras de Vebum Dei. La jornada fue iluminada con la participación de Zoe, Ignacio, Denisse, Jovita, Jesús, Rita, Tibor, Paola, Juan y Rosi. La temática del día fue indagar en las preguntas ¿De dónde vengo? ¿Quién soy? ¿A dónde voy? La organización de la jornada estuvo a cargo de Bárbara con el apoyo de miembros de la Escuela de Apóstoles: Cintly, Dalia y Sofía.

En un ambiente de acogida y cantos introductorios, iniciamos el día generando un ambiente de confianza mediante una dinámica grupal llevada por Dalia y Sofía. Dimos nuestra mano y confianza a un guía que nos acompañó a atravesar un camino desconocido dándonos después la facultad de ayudar y dar guía a alguien más. Esta actividad no fue solo divertida y emocionante más también nos confrontó al miedo a lo desconocido. Las conclusiones de este primer ejercicio fueron vastas y profundas. ¡La apertura de los participantes y su honesta participación fueron remarcables!

En seguida, Cintly, con su estilo espontaneo y jovial, nos llevó al centro de la temática principal del encuentro: ¿De dónde vengo? ¿Quién soy? ¿A dónde voy? Cintly nos dio pautas para reflexionar acerca de nuestro origen con múltiples ejemplos (origen familiar, geográfico, etc.). Nos habló de Dios Padre y también de Dios como madre. Dios es padre y madre y es nuestro origen divino; también nos contó cómo es su relación con Él en la vida cotidiana, lo describió (rompiendo estereotipos predefinidos) y nos invitó a acercarnos a Él. Los jóvenes se sintieron con plena confianza para participar y enriquecer esta charla. Tuvimos tiempo para leer fragmentos de la Escritura y de meditar en silencio lo que acabábamos de recibir ¡Un gran regalo en este día!

Como siguiente actividad, Barbara pidió a los jóvenes dibujar el rostro de Dios Padre. Después de unos minutos, Barbara nos mostró la imagen “El retorno del hijo pródigo” de Rembrandt, nos contó acerca del momento de la elaboración de esta pintura y del estado anímico de artista, de su manera de ver al Padre, también como madre, se puede ver por las manos que Rembrandt había dibujado, unas manos de madre y padre. Y así, llego el momento de que los jóvenes nos mostraran sus dotes artísticos mediante su retrato de Dios Padre. Dalia tomó cada uno de los dibujos y creo una “Galería de Arte” frente a nuestros ojos mientras nos compartía la agradable sorpresa que sentía al constatar que Dios nos habla en nuestro idioma, con nuestras palabras, se adapta a nuestra edad y estilo. Los jóvenes nos describieron sus dibujos, todos con huella propia y al mismo tiempo con algo en común, el rostro del amor. Un momento memorable lleno de alegría, acercamiento y reflexión.

La comida fue deliciosa, ¡taquitos mexicanos preparados por Rosi y brownie preparado por Jesús! Durante este tiempo de convivencia, se planteo la necesidad de dar un nombre al grupo y se eligió como nombre: “Jóvenes de Corazón Único” con el eslogan “Dejando huellas”. Terminamos la jornada viendo la película de “La cabaña”, película llena de reflexiones que nos llevamos para compartir con los demás y para comenzar nuestro próximo encuentro en abril.


Sofía de León
Miembro de la escuela de Apóstoles
2019.03.09

martes, 5 de marzo de 2019

sábado, 2 de marzo de 2019